El “look” oncológico

Para los que todavía no me conocéis, voy a presentarme:

Tengo actualmente 36 años, soy Técnico de Radioterapia y paciente de cáncer de mama con 34 años. Un día pasé de ser la persona que admistra los tratamientos, a ser mi propio paciente.

Pensaba que lo sabía todo, y tenía todas las pautas para llevar bien mi tratamiento y hacer frente a todos los problemas que se me presentaran por el camino. Pero nadie me enseñó en mis años de estudios y en mi experiencia profesional cómo afrontar la caída del cabello y hacer que eso no me afectara en mi día a día si quería hacer una vida totalmente normal, y dejar un poquito de lado mi enfermedad.

Una parte que le gusta a casi todas las mujeres de sí mismas es su pelo. Lucir una bonita melena, rizada, ondulada, lisa… Nos gusta cambiarnos de color…rubias, morenas, castañas, pelirrojas…

Al final conseguí encontrar un “look” acorde conmigo misma, y a cada momento o evento al que tuviera que asistir. Antes muerta que sencilla. Opté por ir contándome el pelo poco a poco para que el impacto psicológico fuera más llevadero tanto para mí como para mi familia. Tenía muy claro desde el principio que no quería llevar peluca, aunque me probé una pero definitivamente no va con mi estilo (parecía sacada de “Cuéntame”)

Así que me llené un cajón con pañuelos de todo tipo, colores y estampados para combinarlos con cualquier atuendo que llevara. Recuerdo perfectamente cual fue mi primer “oncolook”. Quedé con unos amigos para tomar algo después de raparme lo que quedaba en la cabeza y quería que todo fuera normal, que al mirarme nadie se sintiera incómodo (ni ellos, ni yo), así que decidí buscar un cojunto mono y hacerme un “peinado” especial, que no recomiendo porque duelen las orejas. Me decidí por un vestido de punto marrón liso y un pañuelo estampado de diversos tonos marrones y negros. Iba monísima.

Me costó un poco aprender a combinar, pero como me gustan todos los colores y no tengo sentido del ridículo, los juntaba todos, lisos con estampados, pero del mismo color, tampoco hacía falta llamar mucho la atención.

Si tienes algún evento especial, puedes lucir un bonito pañuelo estampado. A mí me gustaba mucho uno muy florido y animado que me regalaron unas amigas y que además llevé a una boda, o si salíamos algún día a tomar unas cañitas (lo siento pero no encuentro la foto del look completo, pero sí del pañuelo). Al llevar tantos colores puedes combinarlo con lo que quieras pero siempre liso que ya llevamos el estampado en la cabeza; tampoco hay que parecer un prado en primavera.

Si te vas a la playa o piscina (que un poco de sol no le hace daño a nadie y además te carga las pilas) es muy importante llevar la cabeza bien protegida. Además del pañuelo es aconsejable ponerse un gorro o pamela de paja pero siempre a juego con nuestro color de bikini, y estar debajo de una sombrilla, por supuesto. No siempre que se va a la playa es para tostarte al sol, también puedes ir a pasar un día con las amigas, y pasear tranquilamente por la playa, por lo que recomiendo, un short o una faldita vaquera, una camiseta estampada muy veraniega y un pañuelo liso llamativo, a juego con los colores de la camiseta. No hace falta ir a conjunto del calzado porque tendremos los pies en el agua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si tienes una cena o comida informal con los amigos o simplemente has quedado para tomar el vermut o cotorrear con las amigas, puedes apostar por un look entre macarrilla y rockero, con minifalda, camiseta, cazadora de cuero y un pañuelo estampado a conjunto con los botines, y un bolso de mano. Si te pilla en época de mundial o eurocopa y eres super fan de nuestra selección, no puedes perderte ningún partido, y no hay nada mejor que ir con la camiseta de tu equipo y su pañuelo a juego con los colores de la bandera.

Para que llevar pañuelo no sea siempre aburrido, puedes añadirle unas extensiones de pelo, es muuuy sencillo. Te pones el pañuelo de manera habitual, cada una se lo pone de una manera diferente pero creo que casi todas coincidimos en que en la parte de la nuca da una vuelta para sujetarse bien. Pues en esa zona de la nuca se pueden meter las extensiones, que tienen como unas horquillas que se usan para engancharse al pelo, pero como nosotras no tenemos lo enganchamos al pañuelo y queda igual de bonito y moderno.

Es normal que acabes del pañuelo hasta el moño, hay que llevarlo durante mucho tiempo y quieres cambiar un poco de peinado. De ahí se me ocurrió la idea de hacer “la cena de las pelucas”. Todos tenían que llevar una peluca para asistir, cada uno la que quisiera y así yo también podía dejar mi oncolook en casa y sentirme “normal” por una noche. Elegí una peluca muy normal (y eso que me encantan los colorines), aunque siempre me ha gustado el pelo largo, rizado y pelirrojo.  Ese era mi momento.

Para completar el look puedes añadir una manicura perfecta llena de colores. Yo lo elegí así porque se me deterioraron bastante las uñas con el tratamiento de quimioterapia. Alguna estaba tan malita y morada que no podía cubrirla de esmalte para que respirara mejor, así que para disimular pintaba una de cada color. Por suerte, esta es una etapa temporal, y antes o después dejas el pañuelo y las pelucas atrás. Cada una lo hace cuando cree que llega el momento, o porque un día te dicen tus amigos que aunque lleves cuatro pelos asomando por la cabeza y parece que te lo acabas de rapar estás más guapa que con un trapo en la cabeza. Así que me despedí de mis queridísimos pañuelos que en tantas batallas me han acompañado.

Un consejo: elegid aquel oncolook con el que os sintáis cómodas y vaya con vuestro estilo.

Post escrito por Almudena Calleja

 

2018-04-26T15:02:13+00:00 26 abril 2018|Historias|

¿Quieres estar al día de todo lo que pasa?

Suscríbete a nuestro newsletter. No compatiremos tus datos con nadie.

4 Comentarios

  1. Ángeles abril 28, 2018 en 8:24 pm - Responder

    Cómo te entiendo, yo acabo de pasar por ello y sabes, me ayudaron mucho unas chicas muy majas psiconcólogas que hace un año sacaron la primera guía de pañuelos, se llaman asociación VER&SER y tienen hasta una aplicación de móvil guía de peinados con pañuelos 2.0.
    Te envío un saludo.

    • proyectohoncor proyectohoncor abril 29, 2018 en 6:11 pm - Responder

      Gracias Ángeles por el apunte. Lo tendremos en cuenta. Un saludo.

  2. juana indamartinez junio 20, 2018 en 11:44 am - Responder

    tengo una conocida que esta pasando por esta etapa , quisisera que se pusiera en contacto con ustedes , y un abrazo a todas , en lo personal siempre he pensado raparme si algun dia tengo que contar mi historia , por ahora sigo mis chequeos y todo esta bien , pero hay que estar preparada y como dice el refran si es un enemigo unete ….

    • proyectohoncor proyectohoncor junio 24, 2018 en 10:24 pm - Responder

      Estimada Juana. Tienes a tu disposición un correo para todas aquellas cuestiones que precises oportunas. info@proyectohoncor.com

Nos interesa tu opinión